10 Trucos para cambiar un mal día

Trucos para cambiar un mal día

¿Quién no ha tenido un mal día? Y más aún si tienes esclerosis múltiple, ya que este padecimiento muchas veces juega con tus cambios de humor.

Estos son los 10 trucos que utilizo para cambiar un mal día.

  1. Primero le doy un giro a lo que mis pensamientos están haciendo en mi estado de ánimo. Para eso agradezco todas las cosas que tengo, que he tenido y que tendré, vivencias, aprendizajes, amigos, familia, manos, piernas, mente, corazón, etc. Esto ayuda a cambiar mi perspectiva de negativa a positiva.
  2. Si necesito ayuda me voy a mi Cuaderno de Logros para leer todo lo que he sido capaz de lograr en mi vida y la fuerza que tengo dentro de mí, y comienzo a escribir algunas cosas más que he alcanzado para darme un poco de ánimo y motivación.
  3. Baño en el mar. Sabemos las propiedades positivas de un baño en el mar, pero no todos tenemos la suerte de tener el mar accesible para cuando lo necesitamos. Así que la solución para mí es llenar la bañera con agua tibia y vaciar en ella uno o dos kilos de sal marina. Me sumerjo por unos 20 minutos como mínimo, con velas y música relajante. Te cuento que salgo de ahí con tanta energía y buena vibra que no me para nadie.
  4. Volver a leer tu libro favorito, así cambias tu atención a otra cosa y no sigues pensando en aquello que te preocupa o que hace que el día no sea el mejor.
  5. Salir de casa dar un paseo por un parque, acercarte a la naturaleza, si tienes mascota mucho mejor. Ver los pájaros, oler las flores, pisar las hojas secas si estás en otoño o apreciar la brisa fría del invierno. La naturaleza siempre está ahí para que la apreciemos y nos conectemos con ella.
  6. Preparar y beber una Golden Milk o leche dorada (leche vegetal con cúrcuma). Esta receta es muy fácil y es un antiinflamatorio natural, antidepresivo y lo mejor de todo es muy rica.
  7. Busco música que me haga sentir bien y la pongo a tope. En mi spotify tengo varias listas de reproducción con nombres como Motivation, Energy, Strength y es lo que escucho cuando necesito un empujón de ánimo. Si quieres alguna sugerencia no dejes de pedirlo en los comentarios.
  8. Volver a ver esa comedia, película o vídeo de youtube que tanto me hizo reír.
  9. Para llenarme de energía cuando estoy de bajón, me propongo hacer ejercicio físico, sé que suena contradictorio, pero el mover tu cuerpo con energía le dará a tu mente la orden de que estás de buen ánimo y te activará todas las señales para que así sea. Entre las cosas que más me gusta hacer está bailar, así que este es un buen momento para ponerme a mover el esqueleto y todos mis músculos.
  10.  Reunirme con amigos y encontrar algo de apoyo social. Hablar de tus problemas con alguien te hará ver las cosas desde otra perspectiva y coger fuerzas para seguir adelante.

Ánimo y recuerda comentar cuáles son tus trucos para cambiar un mal día.

🙂

Bookmark the permalink.

11 Comments

  1. Gracias por compartir tus trucos, yo no puedo bailar, porque la EM me afectó las piernas, y apenas si puedo ponerme de pie unos instantes, con apoyo de un andador. De esta lista practico varias cosas que mencionaste y también:

    – Canto. Me relaja y energiza a la vez.
    – Coloreo mandalas. Me desconecta y relaja, porque me mantiene concentrada en combinar colores.
    – Estudio un idioma nuevo. No lo hago todos los días, pero aprender cada palabra nueva me motiva bastante y me hace sentir muy bien.
    – Hago ejercicios de entrenamiento para el cerebro como los que están en la página de Lumosity. Son una buena distracción y te permiten observar cómo mejorar en habilidades como velocidad, memoria, atención, flexibilidad, resolución de problemas, planificación de tareas, etc.
    – Me doy un masaje con algún gel frío en las piernas y en el torso y espalda. Es relajante y me permite amanecer más descansada.
    – Tomo ginkgo biloba a diario, me ayuda a sentir menos cansancio, fatiga y somnolencia.
    Sigo buscando otras opciones para que mis días no sean rutinarios y busco incluir algun tipo de actividad física, hasta donde me permita mi cuerpo, como estiramientos estando acostada o sentada, en fin, la idea es ocuparse, a mí me funciona. Los días grises y tristes siempre aparecen, y a veces, simplemente los dejo llegar, me aislo por un rato y si me provoca llorar lo hago, me desahogo, libero presión, y luego sigo adelante con nuevas energías.
    Saludos desde Venezuela.

    • Hola Vero, muchas gracias por tu comentario. Entiendo todo lo que dices. Has mirado tus niveles de vitamina D? Puede que suplementándote con esta vitamina tu energía suba y mejores. Revisa lo que he posteado en el blog al respecto. A mí me ha funcionado.
      http://www.tengoesclerosismultiple.com/protocolo-de-la-vitamina-d-para-esclerosis-multiple/
      Un saludo muy grande, y espero que mejores cada día.
      Si te gusta lo de colorear mandalas, mírate en Google el Zentangle, yo lo estoy haciendo cada día y me fascina. 😀

    • De las cosas que nos enseña la esclerosis múltiple es adaptación y tu lo haces estupendamente. Que no puedo bailar? Pues canto. Esa es la actitud.

  2. salvador garcia

    Buen Día a todos, mi recomendación es hacer bien tu trabajo ahorita que tienes la oportunidad de ser independiente, comer sano, hacer ejercicio que recomiendo NATACIÓN, valorar lo que tienes casa, familia, trabajo y las ganas de seguir disfrutando la VIDA.
    SALUDOS, ANIMO

  3. Muy buenos consejos, en general. estar ocupado, es la mejor terapia

    • Hola Enrique. Estar ocupado en algo positivo es genial. En eso estoy de acuerdo contigo. Un abrazo y gracias por tu comentario.

  4. Hola!¡
    Nadar, nadar a las 7 de la mañana 40 min. antes de ir a trabajar, es duro levantarse pero compensa mucho😉

  5. Hola Adriana,
    gracias por comentar tus trucos.
    Yo me quedo con ponerme a hacer deporte (me “limpia” la cabeza) y/o salir de casa y pasear por la naturaleza.
    Te añado el.ponerme a cocinar, es algo que me gusta y me relaja y consigue despejarme la mente del mal humor.
    Una brazo, Cleo

    • Gracias por tu comentario Cleo, hacer lo que más nos gusta siempre es relajante. A mí también me gusta mucho cocinar, algún día intercambiamos recetas. 🙂 Un abrazo!

Deja tu comentario

  • Únete a otros 4,425 suscriptores